martes, 11 de mayo de 2021

Carta a Nelly Dean

Estimada señora Dean:

Me dirijo a usted curiosa por la historia que le contó al señor Lockwood cuando él fue huésped de la “Granja de los Tordos” y más que la historia —que es un completo suplicio— mi admiración es para usted por su prodigiosa memoria al recordar todo y la santa paciencia que tuvo para soportar todo, así como su fuerza para hacerlo. Le mandé esta carta —sea que la lea usted o se la lea alguien— directamente a la “Granja” porque el señor Lockwood aseguró que usted estaría en la residencia junto a los herederos, disfrutando al fin la paz que por años anheló. Disfrute su recompensa a todo su calvario. Me alegra que ahora descanse en ese sentido. El señor Lockwood trató de narrar la historia justo como usted lo hizo, ¿pensó que se olvidaría de ella? Me parece que ha tenido pesadillas que no reconocerá jamás y más, después de su visita a las “Cumbres” luego de esos meses de ausencia donde usted le contó el final de su casero. Creo que ese “macabro” asunto del delirio que padeció Heathcliff antes de su muerte y luego la observación hacia las tumbas, (porque sepa usted que Lockwood pasó a ver las tumbas de los involucrados después) debió dejarlo algo perturbado y es que la historia que usted le contó, es realmente una tortura y para colmo, difícil de olvidar. ¿Cómo lo soportó usted? Entiendo que se crio junto con los hermanos Earnshaw y que por eso usted, que también fue hermana de crianza de ellos, conoció mejor que nadie al adoptado Heathcliff desde que llegó, sin embargo, sería el colmo que se les justifique a todos algunos de sus comportamientos porque si en el fondo el cariño o la costumbre prevalecía, tampoco hay que apañar lo incorrecto. En nadie.

Como dije soportó usted demasiado y me disculpará que no hable bien de sus muertos, imagino que es supersticiosa en ese aspecto y cree que no deba hacerse, sin embargo, yo debo darle mi opinión al respecto y evitar que quienes conozcan esta historia la crean romántica porque no lo es. ¿De verdad cree que lo de Catherine y Heathcliff era amor? Yo opino que no, era una enfermiza obsesión y una muy tormentosa para colmo, por eso les llevó a la locura, eso fue consecuencia de algo que no supieron manejar, ¿inmadurez? Puede ser. Me disculpará usted, pero a opinión mía ni Catherine ni Heathcliff merecen lástima por la sencilla razón de que ninguno de los dos buscó redimirse del mal causado, sino que se enfrascaron en su egoísmo. Ella como dice el dicho, “del gusto retozó” caprichosa e infantil hasta el final, (que bueno que su hija no se le parezca) no merecía el cariño ni el amor que le profesaba Edgar Linton, el que para colmo, ni valoró sino que pisoteó lo que él le ofrecía, (pobre señor Linton, que error fue haberse enamorado de una loca como Catherine, una que, en el fondo, presiento que aborreció hasta su embarazo, ella fue la culpable de toda la calamidad y desdicha de quienes le rodeaban) y Heathcliff… Bueno, reconozco que si cambió para mal fue gracias a Catherine pero eso no le dispensa su repudiable conducta. Decir que fue el peor de los amargados sería un halago, fue sin duda un azote, un demonio que vivió para destruir. ¿La “pasión” (si era eso) les descontroló? Lo único que tiene esta historia es una moraleja, sin embargo, el comportamiento de Heathcliff a su regreso no tiene ni pies ni cabeza. Entiendo su resentimiento por todo lo sufrido desde niño como también entiendo su deseo de vengarse, no obstante, fue más allá sin llegar a arrepentirse de nada. Fue un ser malvado que vivió únicamente para destruir todo cuanto le rodeaba, regocijándose con placer en dicho mal que causaba como si de eso dependiera su vida y sus fuerzas. ¿Por la fuerza del odio hubiese matado él mismo al sobrino de su “amada” sólo por ser hijo del hombre que más aborrecía por el daño que le hizo padecer? ¿Sólo por parecerse con la tía es que dejó vivir a Hareton pero igual se vengó del padre cuando murió, convirtiéndolo entonces en casi un salvaje y degradándolo a la servidumbre cuando en realidad era el niño el amo de esa casa? Si recuerda bien las palabras que le dijo al niño en ese momento ¿verdad? Fue cruel. Bonita manera de amar a Catherine, haciéndole padecer el suplicio de los celos (tal vez como él los sufrió y es compresible) pero utilizando a su cuñada Isabella, a la que puso en contra de su familia, causándole dolor a su hermano Edgar, para luego que le hiciera creer que estaba enamorado de ella, se fugaran juntos, se casaran y después la destruyera como él ya lo tenía planeado. Este repudiable acto es una de sus mayores bajezas como hombre. Y no bastándole, una vez muerta Catherine, con los años busca vengarse también en la hija de ella con Edgar, en Cathy simplemente por llevar la niña una sangre que no era la suya, ¡es que detestó hasta a su propio hijo que le parió Isabella cuando huyó de él, acelerándole la muerte para acabar con la estirpe de los Linton! (Claro, utilizándolo y dejándolo morir hasta que concretó sus planes para hacerse de la “Granja” casándolo con Cathy a quien también utilizó) ¿Qué clase de ser era este? ¿Acaso uno salido del mismísimo infierno? Destruyó todo lo que pudo con la fuerza del odio y le pudo más que el amor, ¿amor? Ese hombre no conoció el amor, de ahí su maldad. En mi opinión nada hizo bien, dice un dicho que “hierba mala nunca muere” pero al menos él merecía morir de otra manera y no en una cama. Él merecía padecer el mismo tormento que en vida le hizo padecer a los demás, porque ese delirio y “ayuno” en los días previos no fue suficiente, aunque no dude que su alma la tenga atormentada por toda la eternidad, él no descansará en paz jamás, eso es bien seguro. ¿Que no es una persona enferma aquella que se atreve a profanar una tumba sólo para contemplar un cadáver o tocarlo? Realmente un perturbado mental. ¿Se preguntó usted alguna vez qué clase de engendro era? Yo creo que sí y hasta el señor Earnshaw lo dijo en broma el día que apareció con él, ¿lo recuerda? Hasta Hindley se lo gritó en cólera. ¿Habrá pactado Heathcliff con el diablo en ese tiempo de su ausencia o inmediatamente a su regreso? Piénselo. Por su conducta no lo dudo, además ese misterio de su origen da mucho qué pensar. Por lo demás, me alegra saber que la señorita Linton y Hareton lograron sobrevivir a ese monstruo y vivirán la vida que les fue arrebatada, restaurando así los apellidos de ambas familias que les pertenecen como debe ser, para vivir en libertad, paz y felicidad, esa que nunca se les debió quitar y tratar de olvidar un “error” llamado Heathcliff y la terrible marca que dejó en sus vidas. Disculpe usted que le haya traído a memoria tan tristes recuerdos, pero como ve, estuve bien atenta a la historia por eso le comento esto. Usted ha sabido ser una verdadera madre como para Hareton (cuando se hizo cargo de él de niño) como para Cathy a quien prácticamente usted crio. Eso ellos deben de agradecérselo siempre y si me permiten un consejo, por favor, cuando ellos tengan también a sus hijos jamás les cuenten tan desdichada historia de sus abuelos porque si el caso fuera el mío, es algo que yo no querría saber porque podría llegar el momento en que hasta me avergüence. Dejen ese triste pasado atrás y que ellos construyan un futuro diferente.

Reciba usted un afectuoso saludo del señor Lockwood, mas no espere nunca su visita otra vez ni siquiera a Gimmerton. Está resuelto a jamás volver ni a la casa que alquiló y menos a la otra. Y a mí tampoco me apetece conocer dichos lugares, no sea que regrese traumada también. Lo que le diré, le parecerá increíble viniendo de él, pero está convencido de que el espectro maldito de Heathcliff errará para siempre y no abandonará jamás la propiedad que llaman “Cumbres Borrascosas”.

Con afecto y respeto;

I.B.

lunes, 19 de abril de 2021

La Dama de las Camelias – Alejandro Dumas (hijo)

 

Título: La Dama de las Camelias

Autor: Alejandro Dumas (hijo)

Año: 1848

Género: Drama, Novela romántica/autobiográfica

Cuando tienes un gusto por la literatura clásica y vuelves a ellos, la impresión que tienes es dividida; a veces como la primera vez, a veces como si la conocieras de toda la vida. ¿Les pasa o sólo a mí?

Sin duda, una obra inolvidable de la literatura es La Dama de las Camelias de Alejandro Dumas (hijo) no sólo por la historia en sí sino por su manera de narrarse, ya que la protagonista es una difunta, cuya vida se conoce por dos narradores; las investigaciones del escritor y el protagonista que la amó. Se trata de una novela corta de 27 capítulos que se lee en un suspiro. La obra inicia con las reflexiones del autor, justo después de conocer la historia en su totalidad, partiendo la narración desde el momento en que la protagonista ya ha muerto y sus cosas están en subasta para pagar las deudas que dejó. El tema principal que nos hace ver la historia es la prostitución de la protagonista pero que debido al tiempo que sucedió y al estilo narrativo del autor, sumado a cómo acontecieron los hechos, es una lectura agradable, de pluma elegante y narración respetuosa que en ningún momento da detalles íntimos descarnados ni explícitos que pueda resultar chocante para el lector, al contrario, es una obra que merece la pena conocer de principio a fin y así, como lo dice el autor, hacerse uno mismo un juicio del personaje que es imposible llegar a señalar de manera acusatoria. La historia es drama desde el inicio así que si eres muy sensible, ten a la mano los pañuelos porque el nudo en la garganta y las lágrimas parecen ser inevitables.

“A mi juicio, no se pueden crear personajes sino después de haber estudiado mucho a los hombres, como no se puede hablar una lengua sino a condición de haberla aprendido seriamente. Como no he llegado aún a la edad de inventar, me limito a relatar.”

Así inicia el libro, adentrándonos a conocer a Margarita Gautier, hermosa cortesana de París que gracias a sus favores y a sus exclusivos amantes, goza de una vida de lujo, en la cual derrocha sin preocuparse por su futuro y viviendo el presente, ya que, detrás de esa aparente “vida feliz” de fiestas, teatro, joyas, costosos ramos de Camelias y dinero, no sólo sacrifica su cuerpo sino su delicada salud; ella padece de tisis (tuberculosis) y no vivirá mucho tiempo, por eso su actuar libertino que trata de disfrutar sin medir los gastos que al final la llevarán a la miseria. Ella ignora que los ojos de un hombre diferente la han visto con amor desde hace tiempo atrás y no sólo con deseo y es así, como conoce a Armando Duval, un abogado de clase media que jamás le podrá dar los lujos a los que ella está acostumbrada pero que le entregará lo único que tiene de valor y que ella jamás tendrá de los otros; su corazón y su amor, permitiéndole ella entonces entablar una amistad que poco a poco a ella la irá cambiando porque se da cuenta de que él se preocupa por ella como jamás lo han hecho otros, sin embargo, Margarita le condiciona a la única relación que ella le puede ofrecer, y él aceptando todo a ciegas como un amante inmaduro y enamorado, empieza un tórrido romance en una relación que a la larga los herirá con latigazos de amargura. Armando deja de ser el hombre que ha sido y para hacer a un lado los celos que lo atormentan cuando la sabe a ella en otros brazos, se lanza entonces a los juegos, donde el apostar le hace distraerse de su realidad. Cuando ella rompe relaciones con los amantes adinerados que la sostenían (por darle gusto a él) y pasa unos meses de idilio con Armando en el campo, comienza a darse cuenta que se ha enamorado de él y que está dispuesta a vivir en la modestia pero arropada con el intenso amor que él le da. Para ambos esos meses son los más felices de sus vidas y cuando ella ya ha empezado a hacer sacrificios, vendiendo o empeñando sus cosas de valor para no tener que ser una carga para él y cuando él se da cuenta y la ama más por ese actuar, es cuando se dispara el error que llevará a pique la relación destruyendo todo. A sus espaldas, Armando decide poner su fortuna personal, heredada por su madre en manos de Margarita y darle una sorpresa, para eso va a visitar al notario de su padre que lleva esos asuntos legales y le expone su deseo, advirtiéndole que por favor su padre no se entere de sus planes, cosa que el notario no obedece y es lo primero que hace. Días después el padre de Armando llega a París y empieza la confrontación entre padre e hijo, negándose este segundo a dejar a la mujer que ama sin importarle nada más, haciendo entonces que su padre tome otra resolución, lo que provoca el cambio en Margarita hacia él. Un día que Armando regresa de buscar a su padre, ya no le encuentra a ella en el campo, lo ha dejado definitivamente, diciéndole en una carta, que para cuando él la lea, ella ya tendrá otro amante. La locura de Armando es casi demencial y sabiendo que la ha perdido regresa con su padre, pero el asunto no acaba ahí. Con el tiempo Armando se recupera y decide volver a París y buscarla, pero para vengarse y hacerle pagar su traición. Se busca otra amante, conocida de Margarita y entre los dos, lanzan esos dardos de veneno y odio, que al final terminarán con su delicada salud, llevándola a postrarse en su cama. Una última vez, ella lo busca, él se debilita y vuelven a entregarse, pero al final, ella regresa a su vida y Armando, dolido como siempre, la hiere y humilla como sólo se le hace a una querida, asunto que lleva a Margarita a sufrir y a alejarse definitivamente de él y él también decide irse de París lo más lejos posible. Con el tiempo, la salud de Margarita empeora y más, cuando los acreedores comienzan a acosarla, embargándole todo y esperando únicamente el momento de su muerte. Para ese tiempo es cuando escribe sus memorias para que le queden a Armando, dando instrucciones de que dichos papeles le sean entregados a él. En su agonía, la única esperanza de la chica es volver a verlo antes de morir, cosa que jamás sucede. Cuando Armando se entera de su gravedad le es tarde y ya no logra encontrarla a su regreso a París. La mujer que él tanto había amado, ya estaba muerta y los acontecimientos posteriores los sabremos tanto por él mismo como por el escritor, ya que este segundo, yendo a la subasta hecha de las cosas embargadas a Margarita, compra un libro que Armando le había regalado a ella y cuya dedicatoria le había parecido extraña. Armando, haciendo sus averiguaciones al respecto, da con él, le ruega le ceda el libro y es así como estos dos hombres se conocen, se hacen amigos y Armando le cuenta su historia con la señorita Gautier, luego de haberse atrevido a exhumar su cuerpo para cerciorarse de que se trataba de ella y enterrarla en un lugar más digno. El escritor ve en Armando a un hombre devastado y al conocer su historia y luego el escrito de Margarita, hace que merezca la pena el plasmarla, ya que al final de todo, Armando conoce el sacrificio que Margarita hizo por amor a él y a su familia cuando lo dejó, cosa que no lo haría una mujer cualquiera sino una verdaderamente excepcional, que murió sola y en la miseria por amor a él.

 “Volví a París, donde escribí esta historia tal como me la contaron. No tiene más que un mérito, que quizá le será discutido: el de ser verdadera. No saco de este relato la conclusión de que todas las chicas como Marguerite son capaces de hacer lo que ella hizo, ni mucho menos; pero tuve conocimiento de que una de ellas había experimentado en su vida un amor serio, por el que sufrió y por el que murió, y he contado al lector lo que sabía. Era un deber. No soy apóstol del vicio, pero me haré eco de la desgracia noble dondequiera que la oiga implorar. La historia de Marguerite es una excepción, lo repito; pero, si hubiera sido algo habitual, no habría merecido la pena escribirla.”

Y sí, concuerdo con el autor de que es una historia que merece conocerse.

La impresión que deja el libro es de profunda tristeza, yo soy de las que piensa que este tipo de historias es para leerlas una sola vez, sin embargo, La Dama de las Camelias hace un fuerte eco y hasta puede convertirse en lectura obligada por ser un clásico de la literatura que al final deja de una lección que aprender. Lo que encierra la historia basada en hechos reales y su manera de haberse plasmado en rico lenguaje, hace del libro una lectura adictiva y fascinante, con frases y reflexiones que se pueden atesorar, pero con una resaca literaria que difícilmente se puede sacudir. Tanto así, que por primera vez en mi vida, (y no sé por qué) tuve la necesidad de escribir una carta a un personaje literario, pasa a leer aquí.

Si bien La Dama de las Camelias es una historia basada en una persona real que conoció el autor del libro y con quien dicen, tuvo un romance, es obvio que tiene sus diferencias con respecto al escrito con el que quiso inmortalizarla, dejando íntegros algunos sucesos y personajes que menciona de manera sutil. ¿Se habrá perfilado Dumas a él mismo en el papel de Duval? Es posible la semejanza. Lo cierto es que la verdadera “Margarita” que se llamaba Marie Duplessis si murió muy joven y de tuberculosis, pero no sola ni en la miseria como pasó en el libro, sino casada y convertida en condesa.

Y tú que conoces la historia, ¿qué impresión tienes del libro?


domingo, 18 de abril de 2021

Carta para Armando Duval

 

Distinguido señor Duval:

Me disculpará usted que no le diga en el encabezado “Querido” o “Apreciado” ya que mi honestidad no me permite dirigirme a su persona bajo hipocresía ni palabras lisonjeras.

Gracias al señor Dumas, he conocido su historia y déjeme decirle que es algo para leer solamente una vez y luego tratar de olvidar un asunto tan amargo. Como escritora, me veo en la necesidad de decirle que escogió usted muy bien a quien contarle sus penas, porque si me la hubiese narrado a mí, jamás la habría publicado. Creo que uno ya tiene suficientes problemas personales como para echarse otros encima y sufrir por ellos y el señor Dumas, fue muy amable en dejar que usted le compartiera su historia. Esa es nuestra curiosidad como escritores sólo que yo, respetable señor, no había llegado ni a la mitad del asunto cuando ya no quería saber nada más, sus altibajos me cansaron. Disculpe usted, soy mujer y como tal no puedo ponerme de su lado, para eso está el señor Dumas que puede, lo compadezca porque hasta ahí puede llegar su drama, simplemente a compadecer. Disculpe la rudeza de mis palabras, pero le juro que estoy tratando de ser amable y pensará usted que bien me las pude haber ahorrado y no decirle mi opinión, una que usted no pidió, ya que no es eso lo que usted espera y tiene razón. Puede que no le interese, no obstante, le pido me lea hasta el final como yo hice con su historia y al terminar, si se siente usted furioso, pues siéntase también en la plena libertad de romper o quemar estas líneas y no conservarla junto a las otras que le sirven de consuelo. Lo que yo necesitaba era desahogarme y eso estoy haciendo.

Si en algo vale mi consejo a quien o quienes están leyendo su historia es mejor olvidarla, cosa que también usted debe hacer si desea vivir en paz el resto de sus días, si es que puede, aunque lo dudo porque lo que se conoció gracias a usted es algo peor que Romeo y Julieta.

Respetable señor, déjeme decirle que su drama no provoca en mí, ni siquiera lástima y a continuación le detallaré —a riesgo de que me deteste usted por decirle la verdad— todo lo que pienso de su “error” cometido.

Sí, reconozco que su amor (el suyo) es admirable como desdichado. Le admiro eso, su manera ser señor, encantaría a cualquier dama que desee una vida cómoda y tranquila y sobre todo, sentirse tan amada con el semejante amor y adoración que todo su ser fue capaz de ofrecer. Yo misma estuve tentada a caer en sus redes, porque imaginarme caminar del brazo de un hombre como usted por las calles de París, tan guapo, tan varonil y con una posición respetable, es todo un orgullo y amarlo no sería difícil, usted merece, por el amor que describe su amigo, que le amen tan intensamente o más. Amarse mutuamente es sin duda el gozo de toda pareja, por desgracia, usted decidió atarse a un imposible, a un amor prohibido y de ahí la desdicha suya y de paso, la de su amante. ¿Qué no pudo pensar en eso? ¿Valía la pena arruinar ya mucho más, la existencia de la pobre Margarita? Sí, usted es todo un poeta cuando dice que era cosa del destino conocerla y enamorarse de ella, pero lo que fue incapaz de considerar era el daño que le terminaría haciendo, consciente o inconsciente, usted señor Duval fue el culpable de lo que precisamente quería evitar; que la enfermedad de Margarita acelerara su muerte. Claro, consuélese creyéndole lo que ella le dijo de que los días más felices de su vida los pasó con usted, es cierto, yo le creo, y es más, el hecho de que usted cambiara para amoldarse al estilo de vida de ella, hizo que ella lo terminara amando más por semejante sacrificio pero reconozca que ese hombre no era usted, el chiste no era cambiar su esencia sólo para ganarse aún más su afecto, pero el amor tiene caminos extraños, es verdad y nos incita a hacer cosas también extrañas e inexplicables, pero por desgracia usted se enamoró de la única mujer que no podría ser del todo suya, reconózcalo y de paso, a causa de ese deseo febril que lo consumía, también ella fue desdichada y sabe usted por qué. No me malinterprete, cuando digo que no podía ser del todo suya no me refiero a que se atreva a dudar de su fidelidad cuando se fueron a Bougival, claro que fue sólo suya en cuerpo, alma y corazón, pero cuando digo que no fue del todo suya es porque era su amante no su esposa, ¿pasó por su cabeza proponerle matrimonio y hacerla completamente dichosa, liberándola por completo de la vida en la que la conoció o no era ella digna de semejante honor? ¿Lo pensó o le dio miedo el rechazo de ella al compromiso? Creo que lo que usted tuvo claro desde el principio era que su padre jamás lo hubiese aceptado y por eso ni lo intentó. No obstante, yo sólo tengo una sola interrogante a todo este asunto desde que lo conocí y creo que ni usted ni el señor Dumas me podrán responder. Si Margarita tenía tisis, ¿cómo es que ni usted ni los demás se contagiaron? Esto es algo que no puedo explicarme porque en cualquier momento la enfermedad se dispara volviéndose contagiosa y creo que nadie mejor que usted estuvo en las crisis de Margarita teniendo esa cercanía que obvio no voy a revivirle. Pero volvamos al tema que nos compete, ¿Jamás pensó usted que terminaría haciéndole daño también? ¿Qué no leyó alguna vez a Shakespeare y su advertencia de que el amor es ciego? Su preocupación por ella desde el principio fue algo conmovedor, usted provocó con ello ese cambio que Margarita no creyó experimentar, pero ¿no fue capaz de prever todo lo que su idilio iba a desatar? Señor Duval, por desgracia, es el siglo XIX y en él o el cualquier otro, siempre la mujer sale perdiendo en todo, al hombre no se le juzga por las queridas que tenga, es algo natural e injusto, pero la mujer si es señalada como lo más bajo si se dedica al oficio, siendo degradada hasta lo último, sin que nadie llegue a pensar en si ellas tienen muy en el fondo, un corazoncito en el que deseen tener un único hombre que las ame por lo que son y las rescate de semejante vida. Los lujos son sólo una pantalla señor, esto es de hacer las del payaso, ¿no cree usted que se sufre en esa clase de vida? creo que conoce la respuesta. Entiendo que usted creyó que su amor podría cambiar las cosas y lo hizo en parte, no dude que lo logró, siéntase orgulloso si puede. Sin embargo, sigo sin entender lo que pasaba por esa cabeza suya, insisto, ¿consideró alguna vez tener a Margarita como esposa y no sólo como amante? ¿Pensó alguna vez casarse con otra, a la que haría inmensamente desdichada, porque para usted no existía ninguna otra como Margarita? Señor Duval, usted mismo menciona que varias veces Margarita lo llamó “niño” y eso hacía ver su inmadurez en el asunto. Y lo mismo pienso yo. O es demasiado inocente o es demasiado estúpido y discúlpeme usted el insulto, pero no puedo evitar decírselo. No niego que su idilio me hizo suspirar a ratitos y entiendo que el tiempo que vivió con ella fue el más ardiente y feliz de su vida, al igual que para ella, una emoción que ambos se permitieron vivir. Su amor logró el cambio que quería, estaba dispuesta a todo por usted, eso jamás lo dude, pero por desgracia usted mismo fue el culpable de que las cosas se fueran a pique y el romance tuviera fecha de caducidad. ¿Qué no sopesó que la visita suya al notario de su padre sería su condena y detonante? ¿Qué no imaginó que ese hombre jamás iba a callarse lo que usted le planteó y que lo tomó como una reverenda locura? ¿Qué no pensó usted lo que su padre haría si se daba cuenta de sus andanzas? Y peor, ¿qué no imaginó jamás que él intervendría y estaba detrás del actuar de Margarita hacia usted después, aún a costa de todas las pruebas que ella le dio de su amor y lo que ella misma estaba dispuesta a hacer por usted? Vuelvo a repetirle, o es usted demasiado inocente o demasiado estúpido y es algo que en lo personal a mí me decepciona. No señor, no es su historia lo que vale la pena contar, sino la de ella, la de una hermosa cortesana, que a pesar del mal que la aquejaba, era alegre y vanidosa, que vivía en la opulencia y obtenía lo que quería, que era la envidia de muchas y el deseo de todos, que un buen día conoció el amor por casualidad, pero así mismo, una desdicha peor por el sacrificio que se vio obligada a hacer, que para colmo, aceleró aún más el desarrollo de su mal, porque bien se dice que cuando el alma se enferma, el cuerpo lo resiente y eso fue lo que la terminó de matar. Ella sufrió su agonía pensando en usted y usted, creyéndose todo su cuento por el que lo alejó, su injusto y reprobable actuar, indigno de un caballero como se supone es usted, lo que hizo fue buscar vengarse con otra amante y lanzarle sus dardos de desdén y odio, lo que la hizo sufrir más, acelerándole su final y peor, la última noche que estuvo usted con ella. ¿Cómo se atrevió a hacer después lo que hizo? ¡La terminó de herir y humillar! Me fue imposible de creerlo y de haberlo tenido a usted enfrente, jure que yo le hubiera estampado a su atractiva cara tremenda bofetada que hasta la fecha le siguiera doliendo, se lo merecía. Repudio yo su forma de actuar que no fue de un hombre dolido sino de un completo idiota. Desearía que fuese usted un tapete para pisotearlo yo cuantas veces quiera. Si de verdad le duele su forma de morir, ojalá sus remordimientos le permitan a usted vivir. ¿Qué le impidió buscarla de inmediato otra vez en cuanto supo de su gravedad? Sí, Margarita parecía tener mala cabeza porque el lujo de sus ganancias la cegó sin pensar en ahorrar y evitarse tantas deudas, lo que le habría impedido morir al menos en la miseria, esto es sólo una consecuencia de la vanidad, de la ambición, ya que si bien es cierto que las queridas deben invertir en ellas mismas porque es el producto que ofrecen, creo que algunas se pasan en excesos y el asunto se les escapa, como la arena entre los dedos, esto reconozco que no es culpa suya, sino de ella. Pero usted, tarde se dio cuenta, cuánto ella deseaba volver a verlo y tener el consuelo al menos de morir en sus brazos, aunque en el fondo esa fuera su esperanza, también en el fondo se hubiese avergonzado de que viera usted su apariencia como bien se lo dijo, sí, es mejor que la recuerde como es. ¿Pero como ha podido usted exhumarla y tener el valor de ver su cadáver? ¡Es usted un enfermo! ¿Qué su compañero, el señor Dumas, no le dijo lo impactante que fue para él presenciar semejante escena? Y eso me incluye a mí como lectora e imagino que a los demás, ¿Puede ser usted más tétrico? En ese momento yo perdí el hambre y el sueño.

Ya no llore usted señor Duval, ya no tiene caso, su desahogo no tendrá fin porque ya es tarde, si quiere hacer algo de provecho vaya y arránquele la cabeza a la hipócrita de Prudencia, usted me ha indignado más cuando me enteré que le ha dado más dinero luego de que esa mujer se atrevió a hablar mal de Margarita, de quien tanto se sirvió viviendo a sus costillas, y claro, ahora que la chica está muerta y no puede defenderse, por fin le escupe todo su veneno y envidia, esa vieja ordinaria si merece lo peor. No le muestre usted ningún tipo de lástima que con eso lo engatusa, en cambio si quiere escuchar la única verdad se la podrá contar Julia, pero lo cierto es que usted no vivirá tranquilo lo que le reste de existencia, no cuando sólo ella estuvo como testigo de la agonía de Margarita. Yo hubiese querido conocer a la señorita Gautier, escuchar la otra parte de su historia aunque me lo hubiese contado en su lecho, le juro que transcribiría palabra por palabra y así cotejar, con lo que recopiló el señor Dumas, posiblemente una historia menos dramática aunque lo dudo, sin embargo y como escuché una frase de que “el corazón de la mujer es un profundo mar de secretos” entérese usted, que posiblemente ella se llevó muchas cosas a la tumba y contra eso no hay nada que hacer. He conocido su versión de la historia señor Duval, por desgracia, no puedo conocer la versión de ella desde el principio. No obstante, admiro el respeto que el señor Dumas le profesó a la chica llamándola “La Dama de las Camelias” esto supongo (no como él mismo lo dice) por el gusto de ella hacia la flor y lo que como una verdadera mujer fue capaz de sacrificar; el amor hacia usted a costa de su propia vida. Trate de ser el mismo si es que puede porque la sombra de Margarita Gautier y de esa pasión ardiente en la que vivieron, le perseguirá a usted, por el resto de su vida.

Con sinceridad, se despide de usted tratando de olvidar que lo conoció;

Itxa B.

 

P.D. Por favor, piénselo muy bien si en los años venideros, usted ya tal vez, con las heridas cicatrizadas (pero no curadas) pretende contraer matrimonio porque no sería justo que usted condenara a su compañera a una vida triste y vacía, teniendo siempre la sombra de un romance que es incapaz de olvidar y que le es imposible revivir. No le oculte ese idilio a su futura esposa, cuénteselo y deje que ella decida si se casa con usted o no. Si me lo preguntara a mí, le diría un rotundo no, pero me consuela saber que no lo hará. Tampoco vaya a atentar contra su vida si el peso de la misma ya no lo soporta, aguántese y sobreviva como pueda, que algún día podrá reencontrarse con ella.

domingo, 28 de marzo de 2021

Crepúsculo – Stephenie Meyer

 

Título: Crepúsculo

Autor: Stephenie Meyer

Editorial: Alfaguara (2015)

Extensión: 428 páginas

Sinopsis:

Cuando Isabella Swan se muda a Forks, una pequeña localidad del estado de Washington donde no deja de llover, piensa que es lo más aburrido que le podía haber ocurrido. Pero su vida da un giro excitante y aterrador una vez que se encuentra con el misterioso y seductor Edward Cullen. Hasta ese momento, Edward se las había arreglado para mantener en secreto su identidad vampírica, pero ahora ya nadie está a salvo, ni siquiera la persona a quien él más quiere: Isabella.

 

Una historia de vampiros que por su idea y punto de vista, vino a revolver el avispero en lo que se conocía del género vampírico y generar polémicas, esa sin duda ha sido la saga “Crepúsculo” que por su “boom” “literario y cinematográfico” atrajo a unos y enfrentó a otros. (Hasta la fecha me sigo preguntando qué pensarán los “eruditos” en la materia) Recordemos que el tema del vampirismo es del género del terror y para adultos pero acá, ni es terror ni es para adultos, sino una fantasía romántica (de amor imposible) y para jóvenes.

La historia trata sobre Isabella Swan, una adolescente que se siente no encajar por su “asocial” y torpe modo de ser, que llega desde su cálido Phoenix hacia un pueblo llamado Forks, (el más húmedo, frío y lluvioso) en el Estado de Washington para mudarse con su padre, el jefe de policía Charlie Swan, tras los deberes de su madre para con su segundo marido que debió viajar por su profesión de deportista. Es en este lugar que al matricularse en el instituto conoce al enigmático y extremadamente atractivo Edward Cullen, quien al principio parece despreciarla sin motivo, causándole repulsión por lo que Edward se ve obligado a ausentarse de clases por varios días. Cuando regresa se retracta de su comportamiento y entabla amistad con ella, comenzando a tratarse. Edward guarda un secreto que se ve alterado cuando la conoce por no poder hacer con ella, lo que hace con todos los demás y eso es leer la mente. Lo que Bella no imagina es lo físicamente atraída que se sentirá hacia el misterioso Edward, en cambio él, desde el principio se da cuenta de que esa criatura, que se cree insignificante, lo atrae de manera intensa sin poder permanecer lejos de ella, tratando de descifrar el por qué, siendo que sólo manteniéndose cerca podrá averiguarlo. Poco a poco Bella se da cuenta de lo extraño que le parece, no son ideas de ella y está segura de que esconde más de lo que le muestra y en esa obstinación y luego de reencontrase con un amigo de la infancia, Jacob Black que le cuenta una extraña historia de su tribu es que ella comienza a atar cabos, dándose cuenta del terrible secreto de Edward; él es un vampiro real. Cuando ella pide las explicaciones y él se confiesa, ella lo acepta, desatándose entre ambos una relación amorosa y conociendo Bella por fin el motivo del rechazo de Edward al principio; no sólo la intensa sed que le provocó su sangre sino que no pudo leer sus pensamientos como lo hacía con los demás y de ahí el que Edward se sienta atraído hacia ella. Sin embargo, cuando la presenta a su familia y es aceptada, se van de juego de baseball y en ese momento son interrumpidos por otro trío de la misma raza que han estado cazando por la zona. Se presentan y cuando pretenden quedar en paz, una leve brisa que mueve el pelo de Bella altera los sentidos del olfato de uno de los recién llegados; James es un cazador y el rastreo su deporte y al darse cuenta de que la chica es humana y protegida de la familia Cullen, sin importarle las consecuencias empezará su letal juego que lo enfrentará con ellos; saciarse con la sangre de Bella. Cuando los Cullen intentan protegerla al sacarla de Forks creen haber engañado a James, pero no es así. Eso sólo avivó la excitación del vampiro, quien la rastrea hasta Phoenix logrando engañarla para que se separe de sus cuidadores, Alice y Jasper (hermanos de Edward) pero con consecuencia desastrosas que casi le cuesta la vida a ella, haciendo que Edward comience a cuestionarse su posición con respecto a su relación y el peligro que supone para Bella.

Los leí en su tiempo pero sin hacer reseña así que debiéndola, me daré a la tarea de hacerla. Con una portada que para mí no es nada llamativa (unas manos sosteniendo una manzana no es algo que me guste ni atraiga aunque tenga un significado) y una sinopsis que no me engancha, se presenta al mundo una historia que tampoco es novedosa. (Salvo por lo que le pasa al vampiro si le pega el sol) A eso hay que añadir que la trama del libro es lenta y su desarrollo igual, al principio cuesta agarrarle el hilo, hay que reconocer que puede aburrir y esto debido al estilo narrativo de la autora que escribió en primera persona y desde la perspectiva de una adolescente “patosa” que en más alguna ocasión quise zarandearla, insoportable por momentos. A esto se le suma que el guapérrimo de la secundaria se fije en ella y como es obvio (por verla diferente) llegue a enamorarse. (Cosas que sólo pasan en la ficción) ¿En serio puede alguien enamorarse de una persona extremadamente torpe y con serios problemas de coordinación? Creo que esa excusa de “protección” no se la cree nadie o tal vez es por el hecho de que se trate de un vampiro “perfecto” que desea volver a la humanidad “imperfecta”. No he tenido la oportunidad de leer el libro en inglés pero la traducción al español no me gustó porque mete mucho “regionalismo” en personajes que es obvio, no van a hablar así. Palabras como “chirrido, porrazo, enchufe, petate” entre otras y así como repetir eso de “fuero interno” fue algo cansino. Un libro extenso por haber mucha descripción y que deja un final abierto para el siguiente porque la historia continúa.

Una de las cosas que más polémica y críticas ha generado esta historia es ese detalle de que los vampiros brillan como diamantes a la luz del sol, cuando se conoce que en realidad, eso los quema y mata (por eso son seres nocturnos) pero hay que respetar la idea de la autora aunque sea algo ridícula, sin embargo, lo que sorprendió en su tiempo no es tanto la historia en sí que en realidad (y como dije, hay que reconocerlo) no es novedosa, (ni tampoco la primera que involucra a vampiros para un público juvenil) acá lo increíble fue el cómo una completa desconocida, una escritora novata, saltó a la fama firmando contrato editorial (exorbitante) por una historia que no es la octava maravilla para luego pasar de los libros al cine, volviendo el asunto un fenómeno mundial. ¡Qué suerte de mujer! No hay duda que el marketing hace magia para quienes lo saben usar para lavar cerebros porque de hecho, hizo más escándalo la producción que los libros.

Sé que muchas fans se van a molestar por este comentario pero esto se los dice una “Team Edward” que fue al cine a ver las películas, que tiene los posters y uno que otro suvenir y que también conoce los libros, así que sé de lo que hablo y sólo doy mi perspectiva como lectora. Los libros y las películas tienen muchas diferencias, yo miré primero las películas y después leí los libros así que al leer ya tenía clara la imagen de cada quien y no al revés como generalmente sucede al imaginar a los personajes y además debo agregar que me gusta más la Bella de las películas que la del libro, es menos torpe, sin duda la actriz la mejoró y ni qué decir de Edward, Pattinson lo interpretó muy bien, soy de las que quise que también me mordiera, definitivamente un “ideal” de vampiro que se desea conocer (aunque a veces saque de quicio también) la ventaja de los libros es que sabes mucho más de lo que muestra una película por eso se recomienda leer siempre. Le doy puntos a las películas por la ambientación y la interpretación de los personajes, pienso que los actores fueron acertados, cuando conocí a Carlisle y a Edward caí en el dilema de no saber quién me gustaba más, si el padre o el hijo, así como me pasó con Legolas y Thranduil en el Hobbit y aunque algunos de los personajes no se asemejan a los del libro, mis reclamos ya no son aceptados. ¿Por qué un autor permite cambios mayúsculos entre sus libros y las películas? Mi única respuesta es que a veces y sólo a veces, la escena del libro merece un cambio para hacerlo diferente a la pantalla, en otras palabras, mejorarlo. Recordemos que como autores, en nuestros libros nos inspiramos en ciertas cosas y así se plasman pero hay quien piense —como guionista y productor— que dicha escena merece un cambio sea para mejorarla o empeorarla. Sin embargo, es este caso, no esperes que los libros y las películas se apeguen porque las diferencias son muchas y en el caso de que sólo hayas visto las películas, te sugiero que leas los libros, hay cosas que no las verás ni sabrás en las películas y en el caso de Crepúsculo, por ejemplo, en el libro se sabe más de Carlisle y Alice. Entre el final del libro y película, prefiero el de la película, lo del libro me pareció muy simple. ¿Ves lo que digo?

Imagino que conoces de sobra la saga, así que no hay mucho qué explicar. ¿Tú también sucumbiste al amor entre Bella y Edward? Hay quienes indican que es tóxico y lo es en cierto punto. La dependencia casi enfermiza “por amor” de ella hacia Edward y las discusiones sobre “la vida” y su visión de la misma por parte de él, así como su deseo por dominar, temas que para ser “novelas juveniles” pone en tela de juicio si son realmente recomendados o no y más viniendo de una escritora que dice es mormona pero la religión es otro asunto. En cuanto al tema vampírico, recordemos que es una visión juvenil del asunto, la perspectiva adulta no será igual ni la aceptará. Luego escribiré la reseña de “Luna Nueva” el segundo libro de la saga, (y la que se cree más tóxica de la serie) en donde conoceremos más de Jacob Black, introduciéndonos ahora en el mundo de los licántropos.

Mi calificación para Crepúsculo (libro 1) sería 3/5


domingo, 14 de marzo de 2021

Moisés y los Diez Mandamientos (parte 2)

 

Título: Moisés y los Diez Mandamientos (Segunda Temporada)

Basada en: Éxodo Cap. 15 al 40, Libros de los Levíticos, Números y Deuteronomio.

Escrita por: Vivian de Oliveira

Producida por: Record TV

Año: 2016

Episodios: 66

Luego de su salida de Egipto y de ser testigos del poder de Dios sobre el ejército del Faraón, el pueblo hebreo acampa en tierra nueva y recibe los Diez Mandamientos pero aún así, un grupo (inducidos por Apuki) cae en el pecado e instan a Aaron a crearles una imagen a la cual adorar, mientras Moisés está en el Sinaí (junto a Oseías, hijo de Nun que lo espera,) pero que por su tardanza lo creen muerto. Dios (a quien nadie puede engañar) alerta a Moisés de la corrupción del pueblo y le ordena volver con las tablas de los mandamientos. Al llegar, en su furia y decepción las arroja al suelo y se enfrenta a la infidelidad de un pueblo, haciéndoles ver el gran pecado que han cometido. Así termina la primera temporada de la serie de 176 capítulos y en ese mismo punto inicia la segunda parte, donde vemos como un “flashback” lo que sucedió.

La historia continúa exactamente dónde quedó, lo cual fue algo muy bueno para no perder el hilo, sólo que ahora ya no veremos más la trama egipcia a la que ya nos habíamos acostumbrado, sino que el escenario es otro, uno que nos preparará para “nuevas aventuras” y el camino hacia la conquista de la tierra prometida por Dios, pero nada será fácil y pronto todo se vuelve una cuesta arriba que enfrentará al pueblo que adora al Dios de Israel con los demás pueblos idólatras, llenos de abominación y perversión.

Era obvio que la historia de esta segunda parte, abarcará lo que resta del libro del Éxodo y los demás del pentateuco hasta llegar al final de Deuteronomio con la muerte de Moisés y la sucesión de Josué. El inicio de la segunda temporada es una vuelta total a la historia que ya conocíamos y se nos había presentado. Los levitas por orden de Dios, dan muerte a los infieles que adoraron al becerro de oro, siendo que Coré, tiene su oportunidad de matar a Apuki y en esa matanza también muere su hijo Jairo y hasta Judith, por tratar de proteger a su hijo y salvarlo. Sólo Ana, la hija de ambos y hermana de Jairo se salva pero superar el suceso le costará por las pesadillas que la aquejan de esa noche, haciendo que retrase el corresponder al amor de Oseías (Josué) y estar juntos ya sin ningún impedimento. Aaron fue perdonado por haberse arrepentido de su pecado y Moisés regresa al Sinaí porque Dios le dará unas nuevas tablas de la ley. Una nueva trama inicia y la guerra ya no será contra el Faraón sino contra el reino de Moab (Números 22) lo cual sólo será el inicio y el detonante para una serie de sucesos que poco a poco irán encajando.

La trama entre el pueblo del desierto y Moab resulta interesante, dando paso a la introducción de nuevos escenarios y costumbres, así como de nuevos personajes que se van agregando, la evolución de los ya conocidos y varias sorpresas inesperadas. Recordemos que la historia es bíblica y quien ha estudiado algo de teología, conoce dichos personajes y también su fin, lo que la escritora hizo con esto es añadir una trama ficticia sobre “lo que pudo haber pasado” y volver la historia más interesante porque en sí, la Biblia no describe tanto la vida personal de los personajes principales como la serie nos hizo ver ni le da tanta importancia a personajes secundarios como lo hizo la serie. Acá se nos mostró el esplendor de Egipto, sus costumbres, personajes que pudieron haber estado en escena como era obvio y que en la Biblia sólo se mencionan sin mayor interés como la hija del Faraón, la vida de Ramsés, la madre de Moisés, la que fue su esposa, su suegro y cuñadas, las costumbres hebreas y el día a día del calvario por el trabajo al que eran sometidos y ese tipo de cosas, pues en la segunda temporada pasará igual. Magníficos escenarios que reproducen a Moab y a Hesbón, sus vestimentas, sus decoraciones, sus joyerías, los majestuosos escenarios del desierto, las tiendas de los hebreos, las caracterizaciones, las ropas, las telas, los utensilios rústicos, todo fue meticulosamente bien construido y el resultado es una serie magistral que nos transporta de inmediato a esos tiempos bíblicos y que de hecho (y en mi caso) nos puede hacer volver a releer la Biblia.

Con una trama intensa que atrapa con cada capítulo así inicia esta segunda parte que en ningún momento decae, al contrario, a medida que avanza toma fuerza. Acá se nos muestra la vida rural de los hebreos en el desierto, su lucha por avanzar, su hambre, su sed, su cansancio y también, sus quejas contra Dios y contra Moisés y el dolor de cabeza que buena parte de estas personas se convierten para el líder hebreo (lucha que veremos a lo largo de la serie) y al que sólo Dios llenó de santa paciencia. Con impresionantes efectos especiales vemos como son alimentados con el maná del cielo y como Dios los guía mientras avanzan a través de una imponente columna de polvo durante el día y una impresionante columna de fuego por la noche mientras acampan. Coré como instigador poco a poco irá sacando las uñas (si en la primera parte me cayó mal, acá en la segunda lo terminé de odiar, cada día esperaba ver esa escena donde Dios por fin le dio su merecido) y no solo sino junto a sus esbirros que también pagan.

Como dije, en esta segunda parte se nos muestra la nueva trama en los reinos de Moab y Hesbón, reinos paganos pero conocemos al primero y a su rey Balac y a las costumbres del lugar. En una escena anterior vemos como Jetro y sus hijas van a encontrarse con Moisés al desierto, decidiendo la mayoría de las muchachas quedarse en el lugar junto a su hermana Séfora y entonces, después de esta visita, Jetro regresa a Madián sólo para recibir una invitación del rey Balac por las festividades del reino, asunto que le traería serias consecuencias. A este viaje lo acompañan sólo las dos hijas que se quedaron con él; Betania y Adira con su marido e hijos y un siervo de ellos. En el camino se encuentran con una escena desgarradora, un rito hacia los dioses de Moab en el que consiste ofrecerle bebés por voluntad propia a la imagen que adoran y quemarlos en una hoguera, al ver esto la familia se asusta queriendo regresar pero uno de los guardias del rey los obliga a continuar el camino y no desairar al rey. Es aquí donde Betania recuerda sus días paganos como sacerdotisa de Asera y se revela que tuvo una hija que debió ofrecer personalmente en un ritual de sacrificio pero que no pudo, entregándosela a Balaam, el supremo sacerdote para que él lo hiciera. Este recuerdo comenzará a perturbarla en su estadía en Moab, lo que la familia no se imaginaba era lo que se les tenía deparado y una serie de sucesos se desencadenarán desde este punto en adelante haciendo que la trama se intensifique por el vuelco que toma y mantenernos pegados al sillón con cada nuevo capítulo.

Betania no se imagina reencontrarse con Balaam quien al decirle que su hija está viva y no la sacrificó, es la manera de manipularla para sus planes, planes que también tiene el rey Balac y en su perversidad, asesina al esposo de Adira por desear casarse con ella y tenerla como as bajo la manga como cuñada de Moisés y tenerla como pieza clave en caso de un ataque hebreo, también manda a eliminar a Jetro por no estar de acuerdo con sus planes. Es desde este punto donde parte casi toda la trama de esta segunda parte, porque cuando Coré llega al campamento hebreo con un moribundo nadie se imagina que se trata de Zur, príncipe de Moab y cuñado del rey, que ha sido enviado como espía y con quien Coré tiene un trato oculto. Cuando Balaam ayuda a Betania para que su familia escape de Moab, el trato es que es ella se quede y se convierta en la nueva esposa de Balac, todo a cambio de saber sobre el paradero de su hija, a quien desea recuperar al saberla viva. Cuando Jetro (que lo sacaron dado por muerto) y Adira y sus hijos y su siervo, logran salir de los dominios de Moab gracias a Balaam, comienzan su travesía por el desierto para dirigirse al campamento hebreo y buscar a Moisés para hacerle saber todo lo que ha pasado, pero en el trayecto no se imaginan el triste destino que les espera. Cuando se quedan sin comida, sin agua y sin rumbo, una precipitada Adira, por la desesperación de obtener agua y comida para sus hijos, junto a su padre miran una carreta de mercaderes con provisiones y ella (ante los ruegos de Jetro de no hacerlo) decide asaltar la carreta siendo sorprendida por uno de los hombres, Jetro al ver la escena intenta defenderla y protegerla pero sin éxito, los hombres lo atacan hiriéndolo y a ella la secuestran, poco después el siervo Natán y los niños de Adira lo encuentra moribundo y sin poder resistir la herida de espada muere en el desierto. Lo entierran y ellos deciden continuar el viaje ya solos. Adira ha sido llevada al reino amorreo de Hesbón donde la venden como esclava siendo que un pícaro comerciante de telas la compra y la lleva a su casa con la finalidad de que ayude en la cocina, con la limpieza y también le sirva a él cuando se le antoje pero un día que intenta huir, se topa con el apuesto Orén, general del rey quien se prenda de ella desde que la mira, deseando volver a encontrarla y saber quién es. En la vagancia de Natán y los niños por el desierto tiene la desgracia de encontrarse con Coré, que viene de Moab por orden de Moisés junto con otros, en cuenta Josué (Oseías) pero sólo él se encuentra con el siervo y los niños y al saber quiénes son, ataca a traición a Natán creyendo que lo ha matado y se lleva a los niños de vuelta a Moab por orden de Balac.

La trama es un tira y afloja llegados a este punto, los escenarios se dividen entre el campamento hebreo, Moab y Hesbón. Como dije en la reseña anterior, la historia está bien escrita a manera de narrativa, teniendo como base los libros del pentateuco y adentrándonos ya de lleno a la historia de Moisés de una manera más íntima, quizá como nunca antes se había tratado. Esta serie resultó ser magistral en todos los aspectos, desde los escenarios, la ambientación, el vestuario, las actuaciones y hasta los mismos efectos especiales que impresionaron tanto, igual a las plagas de Egipto y una de las escenas que más esperé y disfruté fue cuando la tierra se abrió para que se tragara a Coré y compañía, eso fue glorioso. La construcción del Tabernáculo, los utensilios y el Arca del Pacto, hacernos ver ese proceso de construcción fue algo acertado. Cuando se ha leído la Biblia y conoces a los personajes y sus historias, obvio ya sabes cómo va a acabar todo, pero esta serie lo ha hecho de manera excitante yendo más allá de lo que la Biblia no cuenta o indagando más de lo que ya muestra. Las interpretaciones estuvieron a la altura de la historia así como la evolución y madurez de los personajes. La Miriam que conocimos en la primera temporada ya no es la misma en esta segunda, se volvió más insoportable en todos los sentidos, conocimos a una Joana, amiga de Ana, que vivía resentida con Dios. Vimos a un Simut y a un Gahiji (los egipcios de la primera temporada) adaptándose a las costumbres hebreas y a la vida en el desierto, el primero se enamora de una de las hermanas de Séfora y el segundo reconoce que se ha enamorado de Leila, su mejor amiga y con quien comparte el gusto por la cocina hasta que se casan. Vivimos la sabiduría de Jetro y de Jocabed hasta que doliera la muerte de ambos, al igual que la muerte de Eliseba, la esposa de Aaron, tras un ataque enemigo al campamento. Odiamos a Damarina, la hermana de Séfora que enamorada de Josué quiso separarlo de Ana y evitar que se casaran. Nos hicieron respetar a un Aaron más maduro como sumo sacerdote así como al mismo Moisés y su autoridad como líder hebreo. Nos emocionó las bodas como la de Josué y Ana y por fin la de Miriam con Hur, en fin, esta segunda parte no decayó en ningún momento pero si debo poner dos peros que en lo personal poco me gustaron; la forma tan abrupta de pasar de un solo “cuarenta años” y ese capítulo final que lo sentí muy apresurado, como si en una hora quisieron meter lo que les faltaba y ya, resolviendo muy rápido todo; la toma de Moab, el encuentro de Betania con su hija perdida, el encuentro de Adira también con sus hijos… Y otra cosa es el vuelco que le dieron al personaje de Balaam y el cambio de su trama, no lo conocí hechicero de Balac y ya hubiese sido el colmo que el asna no le hablara como lo dice la Biblia pero si extrañé otra de las escenas en la serie y fue la de la serpiente de bronce relatada en Números 21:4.

Éstas son las referencias bíblicas tomadas en esta segunda parte:

Del libro del Éxodo:

*El agua amarga – Cap. 15:22

*Dios da el maná – Cap. 16

*Guerra con Amalec – Cap. 17:8

*Visita de Jetro – Cap. 18

*Israel en el Sinaí – Cap. 19

*Los Diez Mandamientos – Cap. 20

*El Arca del Testimonio – Cap. 25:10

*El becerro de oro – Cap. 32

*El pacto renovado – Cap. 34

*La obra del Tabernáculo – Cap. 35:10

*Llamamiento de Bezaleel y Aholiab – Cap. 35:30

*Construcción del Tabernáculo – Cap. 36:8

*El Arca y el mobiliario del Tabernáculo – Cap. 37 y 38

*Vestuario de los sacerdotes – Cap. 39

*Moisés erige el Tabernáculo – Cap. 40

*La nuble sobre el Tabernáculo – Cap. 40:34

Del libro de Levítico

*Leyes para los hebreos – Cap. 1 al 9

*El pecado de Nadab y Abiú – Cap. 10

*Más leyes – Cap. 11 al 27

Del libro de Números

*Nombramiento de los levitas – Cap. 1:47

*Bendición sacerdotal – Cap. 6:22-27

*Jehová envía codornices – Cap. 11

*Miriam y Aaron murmuran contra Moisés – Cap. 12

*Misión de los doce espías – Cap. 13

*Rebelión de Israel contra Jehová – Cap. 14

*Jehová castiga a Israel – Cap. 15

*La rebelión de Coré – Cap. 16

*La vara de Aaron florece – Cap. 17

*Agua de la roca – Cap. 20

*Muerte de Aaron – Cap. 20:22

*Arad ataca a Israel – Cap. 21

*Los israelitas rondan Moab – Cap. 21:10

*Israel derrota a Sehón – Cap. 21:21

*Israel derrota a Og – Cap.21:31

*Balac llama a Balaam – Cap. 22

*El ángel y el asna de Balaam – Cap. 22:21

*Balaam bendice a Israel – Cap. 22:41 y Cap. 23

*Israel acude a Baal-peor – Cap.25

*Josué, sucesor de Moisés – Cap. 27:12

*Venganza de Israel contra Madián – Cap. 31

Del libro de Deuteronomio

*Moisés no entrará a Canaán – Cap. 3:23

*Cántico de Moisés – Cap.31:30 y Cap. 32

*Se le permite a Moisés ver Canaán – Cap. 32:48

*Muerte de Moisés – Cap. 34

 

La escena posterior (en la serie) cuando el Arcángel Miguel y Satanás contienden por el cuerpo de Moisés, se lee en Judas 1:9

Me he quedado con tal vacío televisivo que no habiendo nada más que ver hasta me divorcié del canal. Pasar casi un año disfrutando esta historia es como si regresaras de viaje luego de un año y ves tu casa extraña y sin poder adaptarte, así pasa cuando estás acostumbrada a una rutina y luego que acaba ya no encuentras qué hacer, es algo así como la resaca literaria, te acabas un buen libro, uno que lo viviste tanto que al terminar ya no encuentras qué leer para sustituirlo. Así es esta serie, un listón muy alto para la productora, estuve leyendo sobre las demás series que tienen pero creo que ninguna va a superar a Moisés. Desde los efectos de su intro cuando se forman en piedras las tablas y la escenografía del desierto, hasta el efecto plasmado al final de cada capítulo. Las escenas de batallas, la valentía de Josué, la aparición de los ángeles fortaleciendo al ejército hebreo y peleando por ellos, la muerte de Moisés, en fin… definitivamente esta serie es una delicia para disfrutar de principio a fin. Dura casi el año en su totalidad con 242 episodios, es por eso que uno convive con los personajes todos los sucesos, con unos ríes, con otros lloras, a unos amas, a otros odias, en fin, lo que no se puede negar es que vives junto con todos los personajes esta historia. La serie es una completa maravilla que sumado a su banda sonora, me quedaría sin adjetivos para calificarla, creo que de todas las canciones románticas la más bonita sigue siendo el tema de Moisés y Séfora, la serie tiene unos temas orquestales preciosos, sólo resumo diciendo que ha sido la mejor serie bíblica que he visto, sin duda, esta se lleva el primer lugar. Muy recomendada para volver a revivirla de principio a fin. Mi calificación es el 100%




jueves, 14 de enero de 2021

It (Eso) Stephen King (3/3)

 

Mis impresiones del libro.

Es una lectura pesada en el sentido de ser muy extenso, excesivamente descriptivo y con demasiados personajes mencionados a lo largo del libro que es imposible recordar a veces de quien se está hablando o quien es el que está hablando, asunto que puede llegar a confundir, tanto así que cuando vas a la mitad del libro, difícilmente recuerdas lo que has leído con anterioridad. El olvido que van sufriendo los protagonistas al final, también lo sufre el lector pero lo interesante y extraño es que no olvidas todo y de verdad que la historia se queda en ti, volviéndose parte del lector y como lector te vuelves parte de la historia, por extensa que sea. Aparte de la Biblia, no creí leer un libro de más de mil páginas. El formato impreso de “It” (y según las medidas) supera las 1,500 páginas, conocía libros extensos de hasta 900 páginas y las que superan las mil pero “It” por ser una novela, sorprende el número de páginas y a veces sientes que la lectura se te hace eterna “la historia sin fin” llegué a decirle pero aún así, tiene una serie de frases que valen la pena destacar aunque si conoces el estilo narrativo de Stephen King no esperes encontrar un lenguaje culto ni delicado porque este hombre dice las cosas por su nombre y con las palabrotas que le vengan en gana. Al autor le tomó cuatro años escribirla (ya que al mismo tiempo estaba escribiendo otros proyectos) y en su obra “Mientras Escribo” él comparte una anécdota de cómo creó el escenario de los Barrens (Baldíos en español) pero debido a la extensión por ser libro único, ¿no creen que hubiese quedado mejor una bilogía o una primera parte de niños y la otra de adultos así como la película? Les confieso que el libro lo retomé, esta reseña es producto de una relectura y de hecho, creo que para seguir reseñando obras literarias debo volver a releer los libros porque en su tiempo los leí pero no opiné nada. Retomé “It” porque siempre lo empezaba pero no lo terminaba por encontrarlo bastante enredado pero ahora, con más madurez lectora me doy cuenta de que es un libro atrapante una vez que le agarras el hilo y luego ya no quieres parar de leer hasta acabarlo. Lo extraño es que por más que avanzas, al mismo tiempo sientes que te estancas, volviéndose como dije, una lectura eterna. Me llevó cinco meses leerlo con calma porque sólo lo hacía de noche, tomaba una hora o dos antes de dormir, (aunque luego tuviera una que otra pesadilla, porque sí, lo que lees de noche con eso sueñas, a mí me pasa) ahora tengo resaca literaria y me he dado un par de días luego de acabarlo para reflexionar en la historia y escribir esta reseña. Al terminar este libro siento que me he superado, en el sentido de que cuando conocí la historia siendo niña (la serie primera) y vi quien era Pennywise, obvio, le tuve más miedo a los payasos, ¿y qué niño no los tiene? Si hay algo que me da mucha desconfianza son ellos, a mí jamás me verán asistiendo a un circo. De chiquita mi papá me llevó a uno y tuve la mala suerte de llamar la atención de un payaso que para colmo hizo que nos fotografiaran, no lloré pero si salgo en la imagen asustada y ese trauma creí no superarlo. Desde entonces jamás en mi vida volví a visitar un circo y de hecho, sigo teniendo la misma repugnancia por ellos y más por lo que los animales sufren. Sin embargo, el miedo lo superé aunque sigo sin tolerarlos así que si sufriste por una experiencia parecida lo mejor es enfrentar ese miedo y aunque no lo creas, es Stephen King y su novela, la que te puede ayudar a enfrentarlo porque te vuelves parte de los chicos y los miedos se van, sustituyéndolo por las ganas de matar al payaso. A mí me sirvió la “terapia” de "matar el temor" al igual que con las producciones cinematográficas (ese es otro cuento porque sí fui a verlo al cine) porque como dije, el asunto es enfrentarlo (aunque siga pasando de largo por las alcantarillas 😊 por desgracia y gracias a autores como King, luego ya no ves algunas cosas cotidianas como antes.) Conocí a los dos payasos (el viejo y el nuevo) y sí, ambos son feos 😆 pero es más terrorífico el nuevo, el asunto es que debes darle la oportunidad de conocerlo y verás cómo hasta te familiarizas con él, tanto así que, ¿Qué creen? ¡Ahora me gusta el desgraciado! 😂 detesto los funkos pero si encontrara ese de Pennywise (uno que tiene el globo) me lo compro y ¿qué decir del actor? 😁 ¿Acaso no deseamos cargarnos al payaso? Yo sí. 😋 Me encantó el cast de la película, los protas, tanto de niños como de adultos me parecen perfectos y si más de alguno le temía a los payasos, les aseguro que después de la experiencia del rodaje también lo superó. Considero que el film está bien hecho y los cambios con respecto al libro fueron aprobados por el mismo autor que hasta tuvo su participación en el guión y hasta en un cameo dentro de la película y de hecho, el autor dice que una de las escenas que más disfrutó fue la de la flautista retorcida, el cuadro que asusta a Stanley en la oficina del papá en la sinagoga así que a los lectores y seguidores del autor no nos vale ni protestar. Debido a lo extenso del libro pienso yo que con una nueva serie de al menos tres temporadas hubiese quedado nice y para hacernos ver lo que omitieron y la mayoría de los sucesos que se narran en el libro, especialmente esas escenas del interludio de Mike, porque son muchísimos detalles en el libro que no se ven en la pantalla pero igual se disfruta la producción 2017-2019 porque cada actor lo hizo muy bien. Como ya leyeron hay muchos cambios y diferencias con respecto al libro, como los temores de los chicos y las formas que el payaso les adopta (no hay hombre lobo de Richie, ni la momia de Ben, ni los pájaros de Stan y Mike) también la forma en que murió Eddie, el mismo final de la película etc… La verdad siento que no venía al caso la participación de las parejas de Bill y Bev, tal vez lo del loco marido de Bev sí pero no lo de la esposa de Bill, eso sí agradecí no verlo en la película, sólo salieron al principio y ya, suficiente. Me gustó mucho ese asunto de las cartas que dejó Stanley a sus amigos, me gustaron sus palabras y el mismo final donde vemos que Mike por fin deja Derry en una secuencia que da nostalgia, (en el cine aplaudimos ese final a sala llena) sin embargo, algo que si se debió ver fue el cataclismo de la ciudad que se menciona en el libro cuando están enfrentando a Eso, esa escena si hubiese sido épica, pero también lo omitieron. En la película vemos que al final, ellos salen por la misma casa Neibolt que luego se derrumba y en una escena posterior se van a bañar en agua sucia, esto no está en el libro pero como dije, me pareció mejor este final. En el libro quien se fija que ya no tienen las cicatrices en las manos es Richie no Beverly, como lo muestra la película. Una de las cosas que admito que no me gustó fue ese origen de Eso y el macrocosmos o macrouniverso y eso de una Tortuga que poco entendí, es que eso de temas alienígenas no me va, yo le hubiese cambiado ese asunto pero es mi gusto no el del autor. Igualmente insisto que no me gustó el final del libro, muy simple para todo lo que fue la historia, algo tan intenso merecía un mejor final.

“Los miedos de los niños solían ser más simples y más poderosos. Los miedos infantiles, con frecuencia, se convocaban con una sola cara… y si hacía falta un cebo, ¿a qué niño no le gustaba un payaso?”

It

Stephen King

¿Te gustó mi reseña? ¿Y tú qué opinión tienes de la historia? ¿Prefieres libro o película? No importa cuál sea tu temor con respecto a las novelas de terror, si quieres superarlos, hazlo de la mano de Stephen King, yo lo menciono en algunos de mis libros y de hecho, en mi novela de “El Broche” mi protagonista Ian, es seguidor del autor y “Eso” está entre sus libros favoritos (cosa que no le gusta a la prota pero debe aguantarse) y como estoy enganchada con el autor, tengo ganas de volver al hotel “Overlook” así que mi siguiente lectura de él (para no perder el entusiasmo) será “El Resplandor” Después releeré "La Milla Verde" "Misery" "Cementerio de Mascotas" y creo que a este ritmo, este año la pasaré de lleno con el autor. 😊


It (Eso) Stephen King (2/3)

 

*En la cuarta parte del libro volvemos a Julio de 1958 y se nos muestra la famosa y apocalíptica (como la llama el autor) batalla a pedradas, donde los Perdedores conocen a Mike que está siendo atacado por Henry y sus compinches y los repelen a pedradas para poder salvarlo. Es así como el séptimo de los chicos se une al grupo llamado “el club de los Perdedores” y cierra el círculo porque él también conoce lo que los demás han visto y contará su versión de los hechos con la ayuda de un álbum de su padre, donde el payaso se aprovecha y les aparece dentro de las imágenes de un desfile para amenazarlos a todos. Luego se atreven a tener visiones quien aguante el “pozo de humo” encerrados en la casa club y se le revele la manera de matar a Eso. Uno a uno sale disparado sin poder aguantar el ahogamiento, sólo quedan Mike y Richie, que aguantaron y miraron el cómo Eso llegó a Derry (un ser del espacio). Luego de la experiencia, Eddie, saliendo de la farmacia es asaltado y perseguido por Bowers y su pandilla y es así como se fractura el brazo (no cayendo de un segundo piso en la casa de Neibolt Street como en la película y las escenas de ellos en el hospital también fueron omitidas en el film así como el asunto de los balines de plata y el hombre lobo de Richie) Otra escena eliminada en la película fue la muerte (verdadera) de Patrick Hockstetter de la que Beverly fue testigo (en la película se cambiaron los roles de este personaje con el de Víctor Criss, en el libro es él quien iba siguiendo a Ben luego que Henry le raja la barriga) y después se pasa a la escena donde Bill y Ben quieren hacer los dichosos balines para matar a Eso (que tampoco sale en la película) todos ellos van por su propia cuenta a enfrentar al monstruo en su guarida de la casa Neibolt, no después de ver las imágenes en el proyector por donde el payaso les salió y asustó como se muestra en la película. Tampoco es que el payaso rapta a Beverly (como se ve en la pantalla) para atraerlos a todos y vengarse por el primer ataque en la casa Neibolt, (recordemos que en la película fue ella quien le clavó una varilla de jardín en la cara haciéndolo retroceder) asunto que vuelve a unir a los chicos para rescatarla luego de la pelea entre Bill y Richie por lo sucedido en la vieja casona. (Las heridas de Ben y la fractura de Eddie) En el libro, Eso toma la forma del hombre lobo de Richie, en la película no deja su forma de payaso atemorizándolos así y es cuando Bev lo ataca antes de que Pennywise ataque a Bill y Richie que protegen al fracturado Eddie en el suelo. En el libro, (Quinta Parte; capítulo XIX) los Perdedores se adentran a las cloacas luego de enfrentar a Henry y compañía que sádico los sigue sabiéndolos a todos juntos, luego de haber perseguido primero a una solitaria Beverly que huía llena de pánico del ataque de su propio padre y es así como deben enfrentarlo de una vez por culpa de la persecución de Henry. Bill ya se dio cuenta que Eso es Derry, que Derry es Eso y que lo manipula todo, acabando con el monstruo creen acabar también con el enajenado Henry, quien está excitado por seguir matando luego de haber recibido de regalo (cortesía del payaso) una navaja automática con la que fríamente mató a su padre.

En el cuatro interludio, Mike cuenta la matanza que ocurrió en un bar en 1905 por un solo individuo que destazó a unos cuantos. Quien le cuenta el suceso a Mike dice también que en el lugar, había un tipo cómico y que hacía piruetas y malabares. Con eso fue suficiente para confirmar que quien instigaba esos asesinatos, manipulando a todos, era algo más que un payaso.


La quinta parte del libro da inicio cuando todos en la biblioteca ya han recordado lo suficiente y Mike los manda a descansar porque aún tienen mucho que hacer por delante. Pero al quedar solo, es atacado por un Henry que ha escapado del manicomio y lo deja mal herido, al grado que el sádico lo cree muerto. En su mente, Pennywise le ordena ir a buscarlos a todos al hotel y matarlos y es así como al llegar, al primero que busca es a Eddie, a quien le vuelve a fracturar el brazo pero en la pelea, Eddie lo mata también. (En la película el suceso fue al revés,
primero Henry va a atacar a Eddie ensartándole una navaja en la mejilla (sin lograr matarlo porque Eddie se saca la navaja para ensartársela a él otra vez) y Henry huye herido pero para atacar luego a Mike en la biblioteca siendo que Richie lo mata de una vez al defender a su amigo.) Antes del ataque de Eddie, Bill y Beverly coquetean un poco y seduciéndose, tienen sexo en la habitación de Bill (en el film esto fue omitido como sucedió con otra escena sexual de niños para poder salir de las alcantarillas al creer matar a Eso. Beverly se ofrece y deja que cada uno tenga su turno pero con quien pierde la virginidad es con Ben. Este “éxtasis” de pubertos les aclara la mente y logran salir de ese laberinto subterráneo, es así como salen de nuevo a la superficie y no morir perdidos en los túneles) lo que ninguno de los dos imagina, no es sólo lo que le ha pasado a Mike en la biblioteca ni a Eddie en su habitación, sino que sus propias parejas vienen a Derry a buscarlos, y en el caso del loco marido de Bev, quiere encontrarla pero para matarla por haberlo dejado.

Nota: En ambos enfrentamientos con Pennywise en el libro, (los definitivos) tanto de niños como de adultos no bajan a las cloacas por la casa Neibolt como sucede en la película, sino por las tuberías cerca de los Barrens.

De niños, la promesa de los chicos donde juran volver a enfrentar al monstruo si regresa, lo hacen en las aguas de los Barrens (en la película están en seco y sentados en círculos) quien quiebra una botella y les corta las palmas de las manos para hacer la promesa de sangre es Stanley (en la película fue Bill) ellos habían vencido a Eso quien volvía obligado al ciclo de descanso (hibernación) por los próximos veintisiete años. Ignoran lo que pasó con la pandilla infernal pero como era de esperarse, Pennywise mató a los compinches de Henry que también quedaron en las cloacas, sin embargo a él (Henry) lo dejó vivir y es cuando al regresar lo apresan, culpándolo de la muerte de su propio padre pero debido a su locura incontrolable, es encerrado en un manicomio donde pagará la condena. De adultos y luego de matar (Bill) definitivamente a Eso, (entrando en su cuerpo y deshaciéndole el corazón, no en grupo como en la película) y sin poder hacer nada más por Eddie, que murió cuando el monstruo con forma de araña le arrancó el brazo desangrándolo, (no clavado como en la película) rescatan el cuerpo de la esposa de Bill que está en estado catatónico en esa guarida a donde la llevó el mismo marido loco de Bev, poseído por Pennywise. Al verlos en su espantosa forma real, el hombre murió pero ella no y saliendo todos por ese laberinto (alumbrándose con cerillos no con linternas como en la película) salen a la superficie de la ciudad en ruinas que ha sufrido un cataclismo por el ataque y muerte del monstruo.



Algunas diferencias entre libro y película, aparte de las ya mencionadas:

*Para empezar hay que tomar en cuenta el cambio de las fechas; en el libro, de niños la historia se desarrolla entre 1957 y 1958, en la película pasan a niños en 1989 y por eso (la época) se dan algunos cambios. También cambian los diálogos entre libro y película.

*En el libro a Georgie lo encuentran y sepultan (o sea, recuperan el cuerpo) en la película, el payaso se lo lleva.

*En el libro encontrarás en la narración “saltos temporales” que se alterna “pasado-presente” o sea “niños-adultos” (algo que puede llegar a confundir por el modo en que están enlazados) para la película hicieron dos partes separando las tramas; la de niños en la primera parte que llamaron “Capítulo Uno” y la de adultos en la segunda parte del film, llamado “Capítulo 2” En mi opinión, para que quedara mejor el libro completo lo hubiesen dividido así en dos partes; de niños la primera y de adultos la segunda. Es sólo otra opción.

*En el libro los “interludios de Derry” es la historia de una serie de sucesos que nos cuenta Mike, en la película no aparece esto.

*En el libro, Bill de adulto es calvo, en la película no. (Qué bueno tener un taco de ojo con el guapo de McAvoy 😍)

*En el libro Mike tiene sus padres y es su papá quien le cuenta lo del suceso de Black Spot, en la película es huérfano y fue en otro incendio donde murieron sus padres, quien lo cría es su abuelo.

*En el libro, la fascinación y miedo a la vez de Stan Uris (el niño judío) eran los pájaros y un suceso donde se encontró con niños muertos, en la película nos muestran que su miedo era la extraña y retorcida pintura de una flautista que estaba en la oficina de su padre en la sinagoga. También en la película Stan dice un discurso (muy bueno) sobre la transición de niño a hombre en la sinagoga (algo que recuerda Richie) y al final les deja a sus amigos unas cartas con unas palabras sentidas para cada uno, escenas que no están en el libro. (En mi opinión fue mejor final el de la película)

*En el libro, de niños Bill y Richie tienen una aventura espeluznante en la casa de Neibolt Street, en la película no está esa escena.

*En el libro, los chicos ven varias fotografías en distintos escenarios, primero Bill y Richie un álbum en la habitación de Georgie y luego Mike les muestra también un álbum de fotos que al final se mueven, en la película ven las imágenes a través de un proyector siendo que al final, la imagen de Pennywise los asusta después de que el aparato comienza a proyectarse solo y en descontrol y es cuando Bill decide ir a enfrentarlo a su madriguera de una vez.

*En el libro Beverly tiene a su mamá pero en la película no.

*En ambos casos (libro y película) “El rito o ritual de Chüd” también tiene sus diferencias, un asunto que poco entendí y no me quedó del todo claro.

*En la película, al final todos enfrentan a Pennywise, en el libro hizo falta Mike que estaba en el hospital y que debió enfrentarse a Eso, que manipulando a un enfermero quiso matarlo antes de que los demás lo enfrentaran.

*En el libro hay un cataclismo que destruye el centro de Derry cuando al final están enfrentándose a Eso, en la película no pasa nada.

*En el libro, al final, Mike se despide de todos antes de olvidar lo que había pasado pero en la película, él sólo llama a Bill para decirle lo de la carta de Stan y vemos cuando se va de Derry en una bonita secuencia que da nostalgia.

*En el libro, al final, mientras Mike se recupera en el hospital, le deja su casa a Bill para la recuperación de su esposa que sigue catatónica y quien reacciona del trauma, (sin recordar nada) sólo por el paseo que Bill le da en Silver. En la película, todo esto fue omitido. (Y para colmo en el libro, nunca se sabe si Bill le confiesa de su aventura con Beverly) Entre libro y película, prefiero el final de la película.

Continúa → aquí